CONOCER, CRECER, MADURAR, EXPERIMENTAR Y DEMOSTRAR LOS VALORES DEL RUGBY Y DEL CLUB

image



Sin dudas el 2018 será recordado por todos en el Club San Luis. Tras casi cinco años de la última gira internacional, en sólo dos meses nuestra camiseta recorrerá Sudáfrica, Europa y Chile.

En esta oportunidad, charlamos con Néstor Gullo, Valentín Gibert y Lucas Blanco, algunos de los integrantes de la delegación que viajará junto a la M19 con destino al país africano.

Para Néstor, presidente de gira, es una oportunidad para que los chicos “enriquezcan su juego, su relación como equipo, conocer otros lugares, crecer, madurar, experimentar y, sobretodo, la chance que tiene cada uno para demostrar los valores que han aprendido en este deporte y nuestra institución”.

La gira representa “un desafío muy grande, de mucho esfuerzo, responsabilidad y el trabajo de un gran equipo que nos permitió lograr el objetivo tras un año de incesante labor”

Néstor recuerda sus años en el Club, desde sus épocas como jugador, pasando por cargos en Comisión Directiva hasta el día de hoy, disfrutando como padre y colaborador incansable de su querido San Luis. “Siempre digo que uno le devuelve al Club, lo que el Club nos ha dado a cada uno de nosotros. Por eso esta gira, porque los chicos se merecen que los entrenen y los acompañen. Para ellos este gran trabajo que comienza el 24 de enero con destino a la tierra de los Springbooks.”

Valentín, encargado de la preparación física de los chicos, nos cuenta que “solo paramos 15 días en enero previo a la gira para llegar lo mejor posible a un viaje que será muy exigente desde ese aspecto”. Para hacer frente a los imprevistos que se pueden presentar, como el clima o el cansancio acumulado de los chicos, “tratamos junto con los entrenadores de diagramar las cargas para llegar de la mejor manera a los partidos amistosos, sin perder de vista nuestro objetivo central, que es el arranque del torneo de la URBA”. Para finalizar, Valen nos comparte sus sensaciones para lo que se viene: “No tengo dudas que la gira será un éxito por el grupo de jugadores y acompañantes que viajamos. Representar al club San Luis desde el rol que le toca a cada uno es una responsabilidad y un orgullo. Esperemos que todo salga de excelente, el trabajo previo realizado para eso está hecho. Ahora viene la mejor parte, a disfrutarla!”.



Por último, dialogamos con Lucas, encargado de la parte deportiva, quien nos compartió sus sensaciones y expectativas al frente de la M19. “La verdad que es un privilegio enorme entrenar la división juvenil más grande, lo tomo como hay que tomarlo, con responsabilidad y compromiso, que te designen para llevar adelante esta función es algo muy lindo, así que vamos estar junto con un grupo de amigos al frente de este desafió, venimos trabajando hace tiempo juntos, nos conocemos mucho, la pasamos bien y hablamos mucho de rugby, mejor imposible!”.

Esta será su cuarta experiencia en giras internacionales, la segunda como parte del staff que acompaña a los chicos a lo largo de su viaje. Agradecido con Néstor, quien lo invitó a formar parte de esta delegación, solo piensa en “disfrutar, pasar tiempo con los jugadores, aprovechar los momentos para hacer y hablar de rugby, fortalecer las relaciones y, lo fundamental, que vivan su primera experiencia internacional de la mejor manera. Seguramente no se lo olviden más.”

Además de disfrutar entre amigos del país sudafricano, los chicos disputarán dos partidos, uno en Port Elizabeth y otro en Cape Town. Conocerán a Allister Coetzee, Head Coach de los Springbooks, quien les brindará una Clínica de Rugby en Cape Town junto a su Staff. Por último, presenciarán el clásico sudafricano entre los Bulls y los Stormers.

“UN ORGULLO ENORME Y UNA RESPONSABILIDAD AÚN MAYOR“

image



Una vez más, Pablo Cáffaro tomará las riendas del Plantel Superior a partir del 5 de febrero con el inicio de la pretemporada. Sensaciones, análisis y objetivos del nuevo Head Coach de cara a un 2018 con doble competencia.

¿Cuáles son tus sensaciones al ser confirmado nuevamente como Head Coach?

Entrenar es algo que me gusta mucho, lo disfruto y lo tomo con mucha responsabilidad, así que imagínate lo que representa para mi entrenar al plantel superior de mi club, un orgullo enorme y una responsabilidad aún mayor.

¿Qué análisis pudiste hacer de lo realizado por los chicos el último año?

Respecto del 2017 considero que fue un año de muchísimos cambios, desde reglas hasta la competencia misma, por lo tanto hubo que adaptarse. En ese contexto creo que hubo partidos de un rendimiento altísimo y otros no tanto, pero que, haciendo un balance general, se logró finalizar un año muy positivo.

Pensando un poco en lo que se viene ¿Con qué equipo nos vamos a encontrar?

En cuanto a la característica del equipo, el Club tiene un ADN muy fuerte, que hace pie en el line out y la defensa. Este ADN creo que es un valor que hay que tratar de sostener en el tiempo, siempre tratando de aportar cosas nuevas o evolucionar sobre estos puntos fuertes. Por supuesto que en los últimos años se intentó hacer un juego más integral donde todos los jugadores aporten desde sus destrezas al juego en general, por lo que no dejaremos esta faceta de lado sino todo lo contrario, trataremos de desarrollarla al extremo que sea, con el tiempo, una característica del Club, sostenible e identitaria.

Estos últimos tiempos se vió un equipo protagonista en las diferentes competencias. Para este año, ¿cuáles son los objetivos que se plantearon junto al resto del staff?

Los objetivos para este 2018 son, en términos de resultados, apuntar a lo más alto siempre en todas las competencias en la que nos toque jugar, sin perder nunca el foco de que el partido más importante es el que viene y de que el juego no te da segundas oportunidades, te da otros partidos pero las chance se pierden o se ganan partido a partido. Hay otros objetivos que sin duda siempre están presentes en los deportes grupales y seguramente si se cumplen, llevan al cumplimiento de los objetivos numéricos o deportivos. En el caso particular y por nombrarte uno, la formación de la mayor cantidad de jugadores en lo técnico y mental, como también en el compromiso para con el club, será sin dudas uno de los ejes para lograr resultados positivos.

Sin dudas las convocatorias a los distintos seleccionados son un orgullo para todo el Club, pero puede ser un problema en el armado del equipo.

El trabajo siempre lo realizamos sobre el equipo en general, donde los diferentes sistemas puedan ser superadores de las individualidades que los integran, así es que si bien tanto Rodrigo como Gregorio, entre otros, son grandes jugadores y muy importantes para nosotros, hay otros muy buenos jugadores en el plantel en esos y otros puestos. Por otro lado, este nuevo formato de seleccionados y franquicias se nutre de los jugadores de todos los clubes lo cual en mayor o menor media hace que la gran mayoría de los clubes tenga que lidiar con esta situación.